Medicina Natural


Medicina Natural para EL INSOMNIO

Además de los conocidos fármacos de síntesis con función ansiolítica y/o inductora del sueño, acompañados con frecuencia de efectos secundarios no deseados, se dispone hoy en día en el mercado terapéutico de preparados elaborados con plantas medicinales muy útiles en el tratamiento de los desórdenes del sueño y prácticamente carentes de efectos secundarios. Es por ello que el Centro de Investigación sobre Fitoterapia, tal y como viene haciendo con distintos temas de interés en el campo de la salud, ha elaborado para los profesionales sanitarios una publicación sobre medicina natural de distintos aspectos implicados en los desórdenes del sueño, junto a las posibilidades del tratamiento fitoterápico para el insomnio.

Entre los diferentes trastornos del sueño se constituye un grupo de causas variadas que pueden contribuir a desestabilizar algo tan fundamental para nuestro bienestar y nuestra salud como es el sueño. De la calidad de éste va a depender nuestra calidad de vida y nuestra salud a medio plazo. A lo largo de las últimas décadas se ha producido un importante avance en la medicina de cara al conocimiento de estas enfermedades. No en vano, el especialista en sueño puede desempeñar un papel importante a la hora de diagnosticar y tratar estas enfermedades.

La utilización de remedios naturales para el tratamiento de los trastornos del sueño, y particularmente del insomnio, tiene una historia milenaria. Pese a esto la utilización de dichos recursos terapéuticos cayó en un cierto desuso durante buena parte del siglo pasado.

Sin embargo, algunas plantas medicinales parecen tener poder tranquilizante.

Así, existen diversos grados de evidencia sobre la capacidad relajante e hipnótica de plantas tales como Crataegus monogyna (espino albar), Humulus lupulus (lúpulo), Melissa officinalis (melisa),Citrus aurantium (citrus), Passiflora incarnata (pasiflora), Papaver rhoeas (amapola), Tilia cordata (tila) y Valeriana officinalis (valeriana),bien utilizadas de manera individual o en combinación. Es probableque en los próximos años aumente el número de estudios clínicos sobre el insomnio que utilicen la fitoterapia como base terapéutica.

En tal caso, y dados los efectos secundarios que tienen los tratamientos farmacológicos clásicos, la fitoterapia podría constituirse en una alternativa generalizada para el tratamiento de las formas leves o moderadas de insomnio.

 


Comments are closed.